Los artistas Latorre y Sanz volverán a firmar la falla grande municipal en 2019, esta vez con la colaboración de los valencianos Pichiavo

El jurado ha valorado “la conjunción de la tradición y la transgresión con los acabados” en el proyecto seleccionado.

 Por tercera vez en la historia de las Fallas y por segundo año consecutivo el proyecto presentado por los artistas falleros José Latorre y Gabriel Sanz ha sido el seleccionado para plantar la falla grande municipal. Lo harán esta vez en compañía del dúo artístico Pichiavo, formado por los valencianos Juan Antonio Sánchez y Álvaro Hernández.

 Latorre (Valencia, 1962) planta fallas desde 1981 y desde 2001 hasta 2013 fue el maestro mayor del Gremio de Artistas Falleros y presidente de la Federación de Artistas Falleros y Hogueras de la Comunitat Valenciana. Desde 1987 su trabajo va asociado al de Sanz (Cuenca, 1959), quien desde muy joven comenzó su trayectoria profesional en el taller de los hermanos Sánchez y en la actualidad es secretario de la Cooperativa de Artistas Falleros. Los dos han firmado múltiples proyectos en Sección Especial y ya fueron los autores de la falla grande municipal en 2008 y el año pasado, cuando contaron con la colaboración del diseñador internacional Okuda San Miguel.

 

Este año Latorre y Sanz trabajarán con los valencianos Pichiavo, reconocidos por su habilidad para establecer relaciones entre el arte, la arquitectura, el espacio, contextos sociales y público con un enfoque muy atractivo e innovador. Trabajan juntos desde 2007 creando obras únicas que deconstruyen y mezclan referencias filosóficas y mitológicas del arte clásico y el tratamiento estético, conceptual y plástico del arte contemporáneo. Han trabajado por todo el mundo y una de sus últimas obras la han hecho precisamente en la Ciutat de l’Artista Faller, con un gran mural con que se puede identificar este barrio de València desde la Ronda Norte de la ciudad.

 

El jurado que ha seleccionado la falla grande municipal del año próximo lo han integrado: el expresidente de la Falla Convent de Jerusalem–Matemàtic Marzal Santiago Ballester, a propuesta de la Federación de Fallas de la Sección Especial; Verónica Palomares, licenciada en historia, restauradora y artesana del cartón piedra, en representación de la Federación de Fallas con Especial Ingenio y Gracia; el artista fallero José Luis Ceballos, licenciado en Bellas artes por la Universidad Politécnica de València, especializado en la conservación y restauración de bienes culturales y designado como miembro del jurado por el Gremio Artesano de Artistas Falleros de València; Salvia Ferrer, artista diseñadora, promotora de proyectos artísticos y directora del Festival Intramurs, por cuya propuesta ha formado parte del comité de selección, y Susana Vilaplana, en representación del Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana del cual es adjunta a la Dirección. Como testigos del proceso, con voz pero sin voto, también han estado presentes Salvador García, en representación de la Junta Central Fallera (JCF), y el concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València y presidente de la JCF, Pere Fuset.

 

En un proceso igual que el realizado ayer para seleccionar la falla infantil municipal del año que viene, las personas responsables de las candidaturas presentadas para plantar la falla grande de 2019 han podido explicar sus proyectos y han respondido a las preguntas de los integrantes del jurado. Lo han hecho sin necesidad de presentar un boceto, tal y como históricamente había pedido el colectivo de artistas.

 

La elección del proyecto ha sido por unanimidad. Según Palomares, la falla municipal de 2019 “será un binomio perfecto gracias a la conjunción de la tradición artística, las cuestiones más clásicas de la falla, unidas a la transgresión en los acabados”. Por su parte, Ceballos ha afirmado que “el tema de la sátira lo desarrollan a través de una obra clásica. Es muy interesante porque nos recuerda los orígenes de este concepto que tenemos muy arraigado en la ciudad” y Ballester ha considerado que el proyecto “ha conseguido unificar todo lo que es una falla moderna y la interactividad para todas las personas que vengan a verla”.

 

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, ha destacado el “trabajo muy difícil” que ha tenido el jurado, “que ha instado a los equipos artísticos de las otras candidaturas a volver a presentar sus proyectos en el futuro por su gran calidad”. Igualmente, ha resaltado el hecho que “artistas valencianos con trayectoria internacional hayan visto en los artistas falleros y las Fallas una posibilidad de suma que multiplicará los beneficios para la fiesta y al arte”.  También ha recordado que las bases de este proceso de selección han sido consensuadas por tercer año con el Gremio de Artistas Falleros y ha destacado que elementos como la sátira o la utilización de materiales sostenibles se evaluaban muy positivamente. Además, ha resaltado el incremento presupuestario que, después de años de congelación, permitirá destinar hasta 205.000 euros para la falla grande municipal y se ha mostrado satisfecho por un proceso que “por tercer año llevará a la Plaça de l’Ajuntament la falla que han elegido las entidades falleras y artísticas que han designado el comité seleccionador y que han tratado las fallas como lo que son, arte”.

 

Próximamente habrá un acto específico para la presentación pública de los proyectos seleccionados para las fallas municipales del año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *