Escuadras y cabos, protagonistas de los Moros y Cristianos de Villena

Las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena, declaradas de Interés Turístico Nacional, se celebran del 4 al 9 de septiembre.

Escuadras y cabos, protagonistas de los Moros y Cristianos de Villena

Lo que mejor identifica a las fiestas de Moros y Cristianos de Villena son las 40 escuadras especiales, con sus trajes confeccionados y estrenados cada año en la localidad alicantina de forma exclusiva, así como los cabos: artistas capaces de contagiar al público con su talento para el mando y su arte. Durante la masiva y colorida cabalgata son los reyes y señores sin ningún tipo de duda.

Pero aquí no acaba la cosa, cada uno de los espectáculos es una auténtica experiencia. Las embajadas son la parte más histórica de la fiesta; se celebran en el marco natural del Castillo de la Atalaya con textos de principios del siglo XIX. La conversión del moro al cristianismo es pura literatura, con un texto de comedia del Siglo de Oro español. Y no olvidamos la belleza de la entrada y la solemnidad de la procesión, y un largo etcétera de actos maravillosos.

Las Fiestas de Moros y Cristianos, declaradas de Interés Turístico Nacional, comienzan el día 4 de septiembre y se desarrollan hasta el día 9. Cinco días de buen ambiente, historia, literatura, representación, música y toneladas de fiesta. Y en Villena. Una ciudad que destila historia, coronada por su castillo de origen árabe, y embellecida por templos y casas de piedra.






Fiesta, gastronomía y música en los Moros y Cristianos de Xixona

Publicado el 4/08/2016

La Fiesta de Moros y Cristianos de Xixona, que se celebran del 20 al 22 de agosto, han sido declaradas Fiestas de Interés Turístico Provincial.

Fiesta, gastronomía y música en los Moros y Cristianos de Xixona

Color, música, diversión, pólvora y mucho ambiente festivo tomarán las calles de Xixona del 20 al 22 de agosto. La Fiesta de Moros y Cristianos de la ciudad donde se hace el mejor turrón del mundo revivirá las batallas entre los partidarios de la cruz y las huestes de la media luna como ha sucedido durante los últimos 200 años. Podréis disfrutar de ‘La Banyà’, La Entrada, Las Dianas, la Embajada de los Contrabandistas y de los Piratas, el Alardo, el Desfile Nocturno, ‘La Retreta’, el Juicio del Moro Traidor y el Kabileo, entre otros muchos espectáculos.

Las fiestas de Moros y Cristianos de Xixona están dedicadas a los patronos de la ciudad: San Sebastián y San Bartolomé. El espectáculo que diferencia a estas fiestas de otros moros y cristianos es el Juicio del Moro Traidor, una traición por amor que se ha convertido en el símbolo de esta celebración declarada Fiestas de Interés Turístico Provincial. Este acto es muy bello y emotivo. No os faltarán, ni mucho menos, los momentos para el humor y la diversión: ‘La Retreta’ despierta las carcajadas de los que se congregan en la plaza para ver los disfraces de las distintas filàs, durante el Kabileo los festeros y los visitantes degustan la gastronomía tradicional y las calles se convierten en un espectáculo de comida, bebida y música.

Xixona es la embajadora del buen turrón. Pero no es su único encanto. Son numerosos los rincones de la localidad que huelen a historia y a tradición. El casco antiguo alberga el Convento de los Franciscanos, la Ermita del Raval, las casas señoriales del siglo XX y el castillo de Jijona. Te sorprenderán las más de 100 fuentes que viven en el término municipal o los parajes naturales cercanos al pantano de Tibi.






Un time-lapse para viajar al suculento pasado de Morella

La cámara pasa sobre las murallas que han estado ahí siempre y mira al vasto y bello paisaje de la comarca de Els Ports.

Un time-lapse para viajar al suculento pasado de Morella

La silueta del Castillo de Morella se dibuja en la primera imagen de un time-lapse que en todo momento nos recuerda el paso del tiempo de uno de los municipios más bellos de España. La muela donde se alza el Castillo ha estado habitada desde tiempos inmemoriales: lo atestiguan los restos Neolíticos, de la Edad del Bronce y del Hierro. También encontraron cobijo en esta roca los íberos, romanos, visigodos, musulmanes y finalmente los cristianos. La muela y el Castillo cambian con la luz, con el movimiento de las nubes a toda velocidad, como si la historia hubiera activado una grabación a cámara rápida para mostrarnos la grandiosidad de la obra en unos pocos minutos.

Entonces la cámara gira hacia las casas encaramadas sobre la roca, hacia las calles estrechas y en pendiente, pasa como una caricia sobre las murallas que parece que han estado ahí siempre, y mira de soslayo al vasto y bello paisaje de la comarca de Els Ports. Los bosques, peñas y barrancos se entrelazan con ermitas medievales, calles cinceladas en piedra, palacios e iglesias. Espacios y paisajes mágicos e intangibles, también recios y contundentes, como sus gentes y su historia.

El enclave geográfico de Morella ha sido clave en el transcurso de los siglos. Por eso la cámara lo busca desde todos los puntos y encuadres posibles. A veces da la impresión de que no puede penetrar más allá de las murallas, enfatizando ese carácter de fortaleza militar inexpugnable, de torre vigía siempre pendiente de todos los puntos cardinales.

La ciudad, Conjunto Histórico Artístico, bebe de estas características. Sus tradiciones, costumbres y fiestas, su gastronomía y sus gentes son un fiel reflejo de ese pasado, de esa posición de privilegio, que también siente el visitante cuando se pierde entre sus calles, divisa el horizonte o toca sus muros de piedra con la mano. Como un resorte, de forma inesperada, cualquiera de estos gestos trasladan al viajero en el tiempo.






Les Barraques: Descubriendo los secretos de la indumentaria del XVIII

Foto: A.Romero Les Barraques, en la calle Adressadors es, mucho más que una tienda de indumentaria valenciana, es,  en sí